Los métodos formativos y el itinerario del alumno no tienen porque ser en linea recta.

Estos días nos hemos despertado con que el Gobierno quiere proponer que los alumnos inscritos en la Formación Profesional Superior puedan cursar materias optativas en las facultades, y a su vez que los universitarios puedan desplazarse a los institutos que ofrecen una preparación muy práctica. Así aparece el anteproyecto de ley de FP que ultima el Ejecutivo y que pasará pronto por el Consejo de Ministros. Para ello ambas instituciones formativas firmarán convenios, si el texto sale adelante en el Congreso. Responde esto a una necesidad ya casi crónica de promover una formación más transversal. La colaboración entre profesorado, los medios compartidos, la facilidad en las convalidaciones…todo esto desembocaría en una formación más global y más cercana a la inserción laboral , dejando de lado la imagen de teoría poco práctica de las disciplinas universitarias. En Portugal existen, incluso, titulaciones que se inician en los institutos de FP y desembocan y finalizan en una facultad. No pidamos tanto correr a la tortuga pero al menos guiémosla en el camino. A vosotros también os guiamos con nuestros cursos de acceso libre a las pruebas de FP: https://formadistancia.com/fp-pruebas-libres/

Fórmate con nuestros Packs ahora y avanza hacia un futuro mejor.

 

Abrir chat